SOBRE MÍ

Mi nombre es Alfonso Vera, me considero un aprendiz de la vida, de todo aprendo, todo me sorprende. Disfruto de lo que me da la vida, todo es un regalo, cada persona que llega a mi vida me aporta algo nuevo, cada situación es una buena oportunidad de aprender.

La vida que tengo ahora es un regalo, poder dedicarme plenamente a lo que me apasiona, no tiene precio. El poder ayudar a las personas que viene a mi con lo que hago es un privilegio. Estoy super agradecido a la vida por permitirme hacer de mi trabajo mi pasión. Me emociono cuando las personas me dan las gracias por lo que hago, por ayudarlas a que sus vidas sean un poco mejor, a través de los masajes, de los cuencos tibetanos… Me llena mucho mi trabajo.

Dicen que tengo la capacidad de llegar muy profundo con mis masajes, que tengo manos de ángel pero a la vez manos de hierro. Con los masajes siento que ayudo a liberar muchas tensiones, no solo físicas sino también mentales, emocionales y energéticas.

También dicen de mi que tengo buena energía, trabajar con los cuencos tibetanos y con el reiki, han ayudado bastante.

sobre mi alfonso vera

Practico yoga y meditación a diario. Es una buena forma de empezar el día con buena energía.

Hace 4 años empecé mi crecimiento personal, con ello cambio mi forma de ver la vida. Un paso muy importante fue el cambio de trabajo, antes trabajaba cono funcionario, me pedí una excedencia para empezar una vida en las montañas. Para mi supuso un cambio muy importante pero necesario, no era feliz con lo que hacía. Cuando empecé mi nueva vida volví a retomar los masajes. Fue un cambio necesario para ser feliz con lo que hago, trabajar con personas, ayudar con mis manos, con mi energía. Me siento muy satisfecho con mi trabajo.

Después de un tiempo incorpore los cuencos tibetanos a mi vida, otra forma de trabajar con el cuerpo, con las energías, con la vibración y con el sonido. Esto fue el complemento ideal para trabajar con el cuerpo. Trabajar con los cuencos tibetanos me apasiona, llegan tan profundo que me sorprenden cada día más.

Dentro de mi desarrollo personal me he formado en distintas formaciones; el programa SAT de los eneagramas de Claudio Naranjo, cursos de gestión emocional, talleres de Terapia Corporal Integrativa, talleres de autoconocimiento, retiros de exploración físicos y personal, distintos congresos online. Todo ello me sirve también para trabajar con las personas, cuanto más me conozco y me trabajo mejor puedo ayudar a los demás.

Otra parte de crecimiento personal y espiritual ha sido el Tantra. Llevo más de un año aprendiendo la sabiduría de esta corriente espiritual. Conectar con la energía y la consciencia. Trabajar la parte espiritual fue importante en mi desarrollo personal y energético. Supuso para mi el despertar de la Kundalini, una energía muy poderosa de transformación, un cambio profundo en mi vida.